Limpieza ecológica del 15 de junio potenciará educación ambiental

Cerro Barón de Valparaíso pretende ser el primer cerro ecológico de la ciudad, tanto por su limpieza como por su impulso al reciclaje. Ver video de la jornada.

La realización  de una acción social  ecológica de limpieza  y educación ambiental concordaron  este viernes 31 de mayo los vecinos del Cerro Lecheros con un grupo de estudiantes de distintas carreras de la Pontificia  Universidad Católica de Valparaíso y la ONG GIRO, con el fin de retirar los desperdicios y basura del Pasaje Astorga y de la escalera Gutemberg, durante el próximo sábado 15 de junio, en una actividad que se desarrollará durante todo el día, desde la mañana, a partir de las 10 horas.

Este fue el fruto de una reunión de casi hora y media en la sede de la Junta de Vecinos número 53 de calle Diego Cook 207, en la que se pasó revista a una serie de acciones que se pretenden desarrollar durante los meses de junio y julio en el sector, con el fin de crear una conciencia ecológica favorable al cuidado del medio ambiente y en particular del tratamiento de los residuos, mediante la separación de la basura y el reciclaje de los mismos.

Entre los estudiantes y vecinos asistentes estuvieron Lissetty Celis, Josè Alfredo Solís, Esteyder Zenteria, Nicolás Arancibia, Mauricio Ortega, Luis Alvarado, Rossina Carrasco, Yassir Saa, Eduardo López, Diego Pastén, Fernando Rivas, Marieta Olavarría, Irma Lobos, Rosa Cornejo, Cristián Macaya, Aldo Forno y Natacha Binard.

En la oportunidad, los vecinos se quejaron de la presencia habitual de extraños que vienen desde otros cerros a disfrutar del paisaje y de la vista privilegiada de la bahía de la ciudad, hacia el poniente, que ofrecen los miradores del sector, especialmente en horas de la tarde y de la noche y durante los fines de semana. Ellos suelen dejar una serie de desperdicios como cartones, botellas, latas de cerveza y colillas de cigarro, que contaminan y afean  el sector. Incluso la presidenta de la Junta de Vecinos, Marieta Olavarría, señaló que en una oportunidad un grupo de jóvenes, aparentemente punk, llevó hasta el lugar una parrilla e hizo un asado en público a vista y paciencia de todos los vecinos. Sin embargo aclaró, junto al estudiante Yassir Saa, habitante también del sector, que la idea no es prohibir el acceso a tales miradores, por cuanto son públicos y justamente esa es su finalidad, sino que promover una conducta acorde con el medio ambiente,  que permita evitar que se ensucie con basura el área.

En ese sentido, la dirigenta vecinal manifestó la necesidad de iniciar una intensa campaña educacional, llenando con señalética, mediante letreros y pendones, los distintos accesos al cerro Los Lecheros, de modo de sensibilizar a los vecinos con este problema y convertir al Cerro Barón, en su conjunto, en el primer cerro ecológico de Valparaíso.

La acción de limpieza, que se desarrollará desde las 10 horas del sábado 15 de junio, comenzará con una reunión organizativa en la sede vecinal, con el fin de distribuir las labores y organizar los grupos de limpieza, junto con la campaña de difusión y concientización ambiental.

La actividad terminará con un taller de reciclaje, a cargo de la ONG GIRO, en dónde se enseñará a los vecinos la importancia de separar la basura y de propiciar el consecuente reciclaje de la misma para que pueda ser reutilizada. Eduardo López, uno de los estudiantes y directivo de la entidad, señaló que la idea es avanzar hacia el desarrollo de un pensamiento favorable al medio ambiente, que haga recapacitar a las personas respecto de la cantidad de basura que generan, para que, en lo posible, la eviten o disminuyan.

Por ejemplo, dijo que conviene y es más económica, la compra de productos a granel y mediante envases reciclables, donde el plástico, si se llega ocupar, tenga más de un uso, porque estamos invadidos de este material altamente contaminante y que demora años en ser asimilado por la Naturaleza. Al respecto, mencionó la situación crítica que viven los océanos, en donde subsisten verdaderas islas flotantes de basura plástica, proveniente de la acción del hombre, ya sea en los continentes o los mares y que está asfixiando y destruyendo a la flora y la fauna marinas, por cuanto suelen consumir estos desechos.  

Indicó que cada vecino si logra disminuir de 3 a 1, por ejemplo, las bolsas de basura, que suele generar por su actividad cotidiana, estará propiciando un cambio sustantivo y profundo en sus costumbres, constituyendo un nuevo hábito, que redundará en beneficio de un ambiente más limpio.

Al respecto, hubo coincidencia entre los asistentes en  la conveniencia de recurrir a acciones simples, como en el pasado, cuando se iba a comprar con la misma bolsa, sin necesidad de recurrir a envoltorios de plástico o bolsas del mismo material que pueden ser muy cómodas por un momento, pero que son altamente contaminantes en definitiva.

Se sugirió que cada vecino trate de cuantificar la cantidad de residuos que genera, ya sea en papel, vidrios, latas y materia orgánica, de modo que lleve una medida al respecto, que  le permita hacer comparaciones y tomar decisiones sobre su consumo y el modo en que lo realiza, porque se ha comprobado que cerca del 50% de los desechos son orgánicos y susceptibles de ser reutilizados en composteras comunitarias que los retransformen en humus de abono o tierra cultivable, gracias a la acción de lombrices.

Esto permitiría la gestión de huertos orgánicos con la plantación de verduras no solamente sanas y recomendables para una alimentación saludable, sino que también con un beneficio económico para los hogares.

Sobre el punto, se planteó delimitar en Pasaje Astorga y escalera Gutemberg  espacios especiales para composteras, particularmente en algunos de los miradores, con el fin de propiciar y difundir esta conducta entre la ciudadanía.

Asimismo, hubo acuerdo en la necesidad de pedir a la municipalidad el calendario en que puede facilitar una batea para la acumulación de desperdicios de gran envergadura, como suelen ser ciertos aparatos eléctricos o de línea blanca, que ya han cumplido su periodo de uso, esto es cocinas, refrigeradores y otros enseres de casa, como colchones viejos, que si no son derivados por esta vía suelen ser arrojados a los espacios públicos.

Igualmente se le solicitará que arbitre las medidas necesarias para que al momento de retirar la basura, los operarios  no vuelvan a juntar aquella que se ha separado, sino que mantengan la clasificación y se favorezca un proceso de reciclaje.   

ACCIONES CULTURALES

También los vecinos y los estudiantes concordaron en la necesidad de desarrollar una serie de acciones culturales tendientes a reforzar la conciencia ecológica de los habitantes del Cerro Barón, en el sentido de recuperar la historia del sector, especialmente la de la población José Ignacio Zenteno, asentada en el lugar, y que constituyó un hito en la historia de la vivienda social de Valparaíso, en la década de los 60, toda vez que correspondió a una serie de iniciativas simultáneas en favor de los sectores obreros de la ciudad, como fue el levantamiento de la población Márquez en el Barrio Puerto, la población Lord Cochrane y un conjunto habitacional en torno a la plaza Miraflores de Viña del Mar. Todas ellas fueron producto de las Cajas de Previsión de los empleados particulares (EMPART) o de la Marina Mercante Nacional (CAPREMER), entre otras, que, bajo el solo requisito de una pensión, otorgaban soluciones habitacionales dignas en torno a los 70 metros cuadrados, bien construidos y sólidos a sus asociados.

Esa historia, que consigna premios y distinciones para el proyecto arquitectónico de la población Zenteno, cuyos departamentos han sobrevivido a 5 terremotos, sin prácticamente una grieta, está aún por hacerse y, tanto vecinos como estudiantes, se comprometieron a rescatarla.

El núcleo habitacional, hecho por mandato de la CORVI y diseñado por el arquitecto Oscar Zacarelli, dispone de profundas fundaciones sobre el promontorio rocoso salino de Baron,   hasta donde antes llegaba el mar. Ellas están unidas y forman una base que se mueve como un conjunto durante un fenómeno telúrico, al generar tracción entre unas y otras.

Igualmente, hubo acuerdo en propiciar la construcción de un mural de grandes dimensiones, como los existentes en los muros de los edificios y que constituyen todo un atractivo turístico, con presencia de numerosos visitantes los fines de semana, que concurren a apreciar estas verdaderas obras artísticas, sobre  personajes populares del sector, como los lecheros, trabajadores portuarios, moteros, pescadores y chinchineros, entre otros; pero dedicado exclusivamente al tema ecológico, de modo que deje un recuerdo de la acción de limpieza, mediante una obra de grandes dimensiones, que podría ser hecha, perfectamente, con materiales reciclados de los propios vecinos.

Finalmente, se informó sobre la visita de la gobernadora provincial, María de los Ángeles de La Paz, con el fin de dialogar y conocer las inquietudes de los vecinos durante el lunes 3 de junio, a las 7 de la tarde.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s